Cosas que no debes hacer con tu celular

Existen ciertas reglas de etiqueta al momento de utilizar nuestro teléfono celular que evitarán que molestes a las personas a nuestro alrededor.

El abuso del teléfono celular es una situación constante en el mundo de los negocios en la actualidad, y la falta de los límites alrededor de esto tiene un efecto negativo en los emprendedores.

Jaqueline Whitmore, experta en modales y etiqueta, hace las siguientes recomendaciones para el uso del teléfono en situaciones profesionales y en situaciones sociales en general:

Son contagiosos, cómo los bostezos

Un estudio publicado por el Boletín Etimológico Humano, el acto de sacar un celular es un comportamiento contagioso que podría influenciar a las personas que se encuentran a nuestro alrededor a hacer lo mismo. De esta manera, la próxima vez que estemos una reunión debemos preguntarnos si queremos que las personas nos conozcan porque nos pasamos chateando en el celular, o por alguien que busca hacer conexiones con las personas que tenemos en frente.

Nos hace menos populares

El tener buenos modales requiere que seamos conscientes de nuestros alrededores y poner nuestro teléfono en vibrador o apagarlo cuando estemos en el cine, en una junta o en un evento público. Más allá de este comportamiento obvio, cuando representas a una empresa tu labor es hacer sentir a las personas que cuentan con tu completa atención.

Estudios recientes de la Universidad de Essex demostraron que el uso de los celulares puede resultar dañino para nuestra relación con otras personas. El simple hecho de tenerlo cerca o a la vista puede afectar nuestras relaciones interpersonales.

Dejar de avergonzarnos

Muchas personas olvidan que se encuentran en un lugar público y empiezan a discutir detalles personales o confidenciales con alguien por teléfono. Si nos encontramos en una conversación que nos pone demasiado emocionales habrá que buscar un lugar privado para hablar. Enojarnos en público nos hace lucir poco profesionales y provocaremos incomodidad en las personas a nuestro alrededor.

La mejor estrategia para evitar estas situaciones es planear las llamadas de tal forma que las realicemos en un lugar privado donde no molestemos a nadie.

Nunca grites

En un teléfono fijo, la voz se amplifica mediante un micrófono en el receptor que es enviado a nuestro auricular, lo que nos permite escuchar el verdadero volumen con el cual está hablando una persona. En un teléfono celular, no existe esta magnificación, por lo que sólo se registra el volumen que proviene de nuestra boca. Por esta razón, muchos no notamos lo alto que hablamos en nuestros celulares. Evitar gritar y usar un tono conversacional cuando utilices es dispositivo para comunicarte.

Fuente: SoyEntrepeneur

 

 

 

 

Guardar

Publicaciones Recomendadas