Pasatiempos que te harán más inteligente

Existen diferentes actividades que pueden ayudar a tu cerebro mientras te diviertes realizándolas.

Es común que se le considere a los pasatiempos como una actividad que se hace solo para divertirse. En realidad algunos de estos hobbies pueden tener una doble funcionalidad, como ejercitar el cerebro, ayudarte a aprender cosas y hacerte más inteligente. A continuación te presentamos tres actividades ideales para desarrollar la inteligencia:

Hacer ejercicio.

Si bien no es una actividad del agrado de todos debido a que puede llegar a ser duro y difícil, encontrar una actividad física que nos guste nos ayudara a perder peso, dormir mejor, estar contentos al terminar nuestra rutina y en términos generales a estar en mejor estado de salud. Aunado a todos estos beneficios el ejercicio también nos hace más inteligentes

Esto se debe a que ejercitarnos nos da energía para crear y tener nuevas ideas, envía mucho oxígeno al cerebro lo que ayuda a mejorar la concentración, genera endorfinas aumentando la habilidad para ordenar prioridades y evitar que nos distraigamos en exceso. Estudios recientes aseguran que además es una buena manera de mejorar la memoria, tanto de objetos familiares como crear recuerdos a largo plazo.

Tocar un instrumento musical.

La música es una parte importante de nuestra vida y la forma en que interactuamos con ella es un proceso cerebral, desde el tipo de música que más nos gusta, los recuerdos que formamos en relación a ciertas canciones o lo que nos hace sentir una específica melodía. De esta forma, no es sorprendente que aprender a tocar un instrumento musical, ya sea mediante clases o de manera autodidacta, sea tan beneficioso para el cerebro.

Esta actividad ayuda a mejorar la coordinación de los ojos y las manos, mayor concentración, ya que tocar una melodía de manera correcta toma en cuenta muchos elementos como el tono, el ritmo, el tiempo y el sonido e incluso se ha demostrado que si se aprende a tocar cualquier instrumento desde temprana edad se mejorar la fluidez para hablar y procesar información.

Jugar videojuegos.

Si bien los videojuegos cargan el estigma de causar comportamientos violentos, esto no es más que una generalización gracias a que existe mucha desinformación al respecto. La realidad es que existen muchos videojuegos disponibles que en su mayoría son excelentes para hacernos más inteligentes.

Muchos juegos exigen desarrollar una estrategia para lograr el objetivo planteado, entonces el cerebro deberá generar soluciones aumentando así la navegación espacial, la planificación estratégica y el rendimiento motriz. Algunos estudios afirman que si se juega todos los días por media hora, puede aumentarse considerablemente la materia gris. También se tiene la creencia que los videojuegos ayudan a mejorar la visión, la cual se sustenta debido a que para ubicar objetivos en los videojuegos hay que mirar fijamente mientras se escanea todo el escenario. Al mismo tiempo, la rapidez en la que todo pasa hace que el cerebro genere adrenalina y dopamina en altos niveles, lo que potencialmente podría hacer que el cerebro se vuelva más plástico.

Fuente: ThinkBig

Publicaciones Recomendadas