¿Qué es el marketing de guerrilla?

Aunque por su nombre pudiera confundirse con la propaganda política o bélica, el marketing de guerrilla no está completamente relacionado con estos contextos.

En realidad, el marketing de guerrilla es un conjunto de técnicas que tienen la intención de provocar ruido mediático y es empleado por las marcas para sorprender a su audiencia.

Este término fue acuñado a mediados de los años 80 por Jay Conrad Levinson y, como su nombre lo indica, proviene de las estrategias empleadas por las guerrillas militares, quienes utilizaban pequeños ataques, repetidos varias veces, para conseguir disminuir las fuerzas de sus rivales que eran superiores en recursos y armamento.

Esta técnica de marketing surge como una respuesta contraria al marketing tradicional, donde se realizan grandes inversiones de publicidad con mensajes genéricos en medios masivos como la televisión y el periódico, con el objetivo de llegar al mayor número de personas.

Dentro del marketing de guerrilla reinan el ingenio y la creatividad, ya que se sustituyen los mensajes genéricos con acciones personalizadas para un determinado sector al que pretende impactar.

Otro aspecto con el que diferencía al marketing de guerrilla con el tradicional, es que (usualmente) no necesita grandes presupuestos. Su mayor inversión radica en el tiempo, esfuerzo, ingenio y creatividad para desarrollar ideas simples capaces de generar expectación o llamar la atención de la audiencia.

Existen diferentes tipos de marketing de guerrilla:

En esta modalidad, se busca apropiarse de una espacio, ya sea en el interior de un edificio o en exteriores, y darle un aspecto distinto.

Además de la ubicación, el contenido de la instalación debe ser lo suficientemente poderosa para que la gente volteé a verla y que provoque impacto en el público.

El marketing de guerrilla también utiliza el recurso humano, empleando actores para realizar una puesta en escena que sorprenda y rompa (positivamente) con la rutina diaria.

En este caso, se busca que las personas se involucren directamente con el contenido, provocando una experiencia agradable para acercarlos más con la marca.

Existen acciones de marketing de guerrilla que son creadas específicamente para los medios digitales, con la intención de que los usuarios participen en ella creando su propio contenido y lo compartan con sus conocidos.

El marketing de contenidos busca alcanzar resultados y metas convencionales por medio de metodologías consideradas diferentes.

La necesidad de diferenciarse surge por las necesidades actuales, ya que el exceso de publicidad en las calles, hace que sea imprescindible el uso de acciones destacadas que marquen una diferencia positiva frente a la competencia.

Fuente: marketingdecontenidos
Publicaciones Recomendadas