Un supermercado que opera sin empleados gracias a una aplicación

En Suecia han abierto su primer supermercado sin empleados, demostrando que gracias a la tecnología se depende cada vez menos del trabajo humano.

Aunque es un proceso de adaptación, debido a la inversión que se requiere por una parte, así como la brecha generacional, pero la tecnología está cambiando cada vez con mayor impacto en las tiendas, y no solamente con aspectos como el pago móvil, o el autoservicio, sino que también con la omisión total de empleados sustituyéndolos con maquinaria y software.

Conceptos que parecían futuristas, actualmente son una realidad. En Suecia ya opera el primer supermercado sin personas, gestionado con una aplicación.

Hasta ahora, las tiendas de autoservicio eran muy limitadas y estaban centradas en bebidas o snacks de consumo rápido. Son los mejores ejemplos de que, por motivos de seguridad, la masificación del sistema hacia la venta de productos más generalizados tendría que esperar. A pesar de estas consideraciones, Robert Illijason, propietario del supermercado, pensó que la tecnología había avanzado lo suficiente para llevar a cabo un negocio de esta manera, tanto por el aspecto de la seguridad como en la experiencia del usuario.

La principal clave de este supermercado su disponibilidad las 24 horas, motivo principal que de su dueño para abrirlo. El funcionamiento del establecimiento es sorprendentemente simple. Los clientes necesitan estar registrados en una aplicación para poder comprar, pero también para acceder al local y poder abrir la puerta. Los pagos se realizan a través de cobros mensuales.

Para evitar robos a la mercancía, el local cuenta con 6 cámaras de seguridad y un sensor en la puerta que le avisa al dueño si la puerta se encuentra abierta por más de 8 segundos o se detecta que se puede estar sometiendo a más fuera de la cuenta. El principal problema que se enfrenta esta iniciativa es la brecha generacional, ya que al encontrarse en una zona rural, hay muchas personas mayores que no saben utilizar las tecnologías requeridas. Una de las soluciones propuestas es sustituir la necesidad de utilizar la aplicación por implementar el reconocimiento de la tarjeta de crédito.

Aún con todos avances, no se ha conseguido automatizar toda la cadena, pues aunque existen robots que controlan el abastecimiento de la mercancía, todavía no hay una solución completa para la reposición de artículos agotados.

Fuente: ThinkBig

Publicaciones Recomendadas