La tecnología modifica la manera en que nos relacionamos.

Actualmente, las nuevas generaciones invierten más tiempo relacionándose con la tecnología que con otras personas.

De acuerdo a expertos de la Facultad de Psicología de la UNAM, las nuevas tecnologías han cambiado los procesos tradicionales de socialización y afecto.

Este cambio social ha afectado del desarrollo de competencias y capacidades necesarias para aprender las normas sobre lo que era deseado, apropiado, adecuado y los tiempos para establecer una relación de pareja.

Magda Rendón García, especialista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, comenta que el uso de la tecnología representa un riesgo para la seguridad de las personas debido a las amenazas de acoso y robo de identidad.

A pesar de estos riesgos, aplicaciones para conocer personas como Tinder han aumentado exponencialmente su uso. Originalmente, estas aplicaciones y sitios se crean para establecer vínculos basados en gustos, intereses y actividades, para establecer amistades o una relación amorosa.

La realidad es que más del 70 por ciento de los hombres buscan un acercamiento sexual, mientras que el 68 por ciento de las mujeres quieren encontrar al “amor de su vida”. Esto no concuerda con lo planteado en muchos perfiles, que piden la honestidad como primer indicador para concretar una relación. Además no existe manera de verificar la veracidad de la información que presentan las personas en sus perfiles.

Otro de los factores que se ven afectados por la tecnología es la velocidad de las interacciones, si antes tomaba más de 30 citas para decir “te amo” a la otra persona, actualmente muchos lo dicen desde el primer mensaje.

Las rupturas tienden a sentirse con más intensidad ahora, ya que la tecnología presenta a los usuarios con imágenes de sus parejas actuales o ex parejas saliendo con otras personas de una manera más fácil, esto es gracias a que es más fácil compartir estos contenidos mediante aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales.

Ante estas situaciones se recomienda brindar educación relacionada con el tema a los jóvenes, así como involucrarse con los contenidos que ven, no con la intención de censurarlos, sino de interpretar la información que se les está presentando.

Fuente: NoticiasMVS

Publicaciones Recomendadas